Fundamentos del equilibrado hidráulico y tipos de equilibrado hidráulico

Más del 80% de los sistemas de calefacción existentes indican un inmenso potencial de optimización. El equilibrado hidráulico garantiza la distribución óptima del caudal en un sistema de calefacción, lo que significa que se dispone de la cantidad correcta de agua en el lugar y el momento adecuados.  

La distribución óptima del caudal no es sólo una cuestión de encontrar los componentes adecuados, sino que también requiere un buen conocimiento del sistema de calefacción. Hay que analizar, calcular, ajustar y optimizar el sistema.

El equilibrado hidráulico es una de las medidas más importantes para optimizar los sistemas de calefacción. Aunque todos los expertos conocen esta medida, sigue siendo difícil establecer una distinción clara entre sus variantes: equilibrado estático, dinámico y automático. Esto se debe a que no se ha desarrollado una terminología clara y, por lo tanto, las denominaciones individuales se utilizan de forma incoherente. Por lo tanto, ha llegado el momento de aportar claridad y orden a los términos. En este artículo obtendrá una visión general de las variantes del equilibrado hidráulico y destacará las formas de diferenciarlas.

Ver infografía

El equilibrado hidráulico garantiza la distribución de la cantidad correcta de agua en el sistema de calefacción. Su principal objetivo es, por tanto, hacer un uso óptimo del agua caliente.

Para permitir una temperatura ambiental individual/control de cada radiador, deben utilizarse válvulas de radiador con preajuste para regular individualmente los caudales másicos del sistema de calefacción. El preajuste garantiza que en cada radiador o circuito de calefacción sólo se suministre la cantidad de agua caliente necesaria para alcanzar la temperatura ambiente deseada.

 

Siempre debe decidirse primero qué variante de equilibrado -estática o dinámica- tiene sentido para el sistema respectivo, ya que el sistema automático complementa ambos conceptos o actúa como alternativa.

En el caso de las viviendas pequeñas o unifamiliares, para la calefacción por suelo radiante en edificios existentes, el preequilibrado estático combinado con el control automático del caudal en función de la temperatura ambiente da los mejores resultados debido a la inercia del sistema. Los componentes necesarios para ello son fáciles de adaptar.

En cambio, para los sistemas de radiadores en edificios unifamiliares o multifamiliares, la combinación de equilibrado dinámico y automatización ofrece el mayor potencial de optimización, tanto en edificios nuevos como en los existentes. Esta solución refleja de forma óptima los cambios en el comportamiento de los usuarios.

En los sistemas de gran tamaño con más de 20 radiadores o circuitos de calefacción, deben utilizarse siempre válvulas independientes de la presión en los radiadores o en las subidas, ya que de lo contrario no se puede garantizar el funcionamiento fiable del control automático basado en la temperatura.  

 

Más información sobre los tipos de equilibrado hidráulico

heating system

Cómo aumentar la eficiencia energética de los sistemas de calefacción

Al cambiar de gas natural a district heating o bomba de calor hay algunos aspectos que siempre debes tener en cuenta. Consultaestos 3 consejos para que el cambio de fuente de calefacción sea un éxito