Repensar el sector hídrico

La energía requiere agua y el agua requiere energía

La energía requiere agua y el agua requiere energía

La dependencia mutua de la energía y el agua, así como la creciente demanda mundial de ambas tienen un enorme impacto sobre el crecimiento económico, la sostenibilidad medioambiental y nuestro futuro en general.

Sin embargo, ya disponemos de la digitalización y de tecnologías diseñadas para crear un sector hídrico energéticamente neutro. Un sistema de distribución del agua más eficiente desde el punto de vista energético contribuirá automáticamente a reducir las fugas de agua. Se utiliza menos energía y se desperdicia menos agua.

Resolver hoy mismo los futuros desafíos energéticos del sector hídrico.

Desvincular al sector del agua del consumo energético

El informe de la Agencia Internacional de la Energía —Perspectiva energética mundial— explora el nexo existente entre el agua y la energía, destacando no solo los desafíos a los que nos enfrentamos, sino también el potencial para lograr un sector hídrico neutral desde el punto de vista del consumo energético.

Ya existen tecnologías diseñadas para reducir el consumo de energía en todas las etapas del ciclo del agua: desde la producción y distribución hasta el bombeo y el tratamiento de aguas residuales. Se espera que Dinamarca alcance este objetivo en pocos años. De hecho, no solo el ciclo del agua puede ser más eficiente, sino que también tiene el potencial de generar energía. Por otro lado, como parte de la optimización del consumo energético del sistema de distribución de agua, las fugas se reducirán automáticamente.

Un enfoque revolucionario

Una solución con la que todos salen ganando

Además de abordar el problema de la escasez de agua mediante la reducción de las pérdidas, un sector hídrico energéticamente neutro también contribuirá a la reducción de las emisiones de CO2 y supondrá un ahorro significativo en los gastos operativos y de capital de las empresas de servicios públicos.

Lee más sobre las aplicaciones y soluciones para Agua y saneamiento

¿Cómo puede Europa hacer que su sector hídrico tenga un consumo energético neutro?

La nueva Directiva sobre el agua potable de la UE podría ser la herramienta necesaria para reducir las pérdidas de agua, reducir el consumo energético y mejorar la calidad del agua.

Es hora de acelerar las inversiones en el marco de una gestión más sostenible del agua potable para reducir significativamente las fugas y el consumo de energía.

Medidas clave para lograrlo:

1. Desbloquear las inversiones en eficiencia energética y digitalización
  • Aumentar la concienciación sobre el rendimiento energético y las tasas de fugas en toda la cadena de suministro de agua, desde la extracción de agua sin depurar hasta la entrega en los grifos de los consumidores.
  • Introducir un nuevo sistema de etiquetado para certificar el rendimiento energético de los proveedores de agua.
  • Los nuevos modelos de negocio, como los contratos de eficiencia energética (empresas de servicios energéticos [ESE] / financiación a través de terceros), están listos para las inversiones. La Directiva sobre agua potable de la UE deberá superar las deficiencias del mercado (por ejemplo, la falta de concienciación y transparencia).
2. Aumentar la transparencia sobre el consumo energético y las pérdidas de agua en el sector hídrico europeo
  • La Directiva debe garantizar que la información sobre las pérdidas de agua y el consumo energético, incluidos sus costes, se transmita a los consumidores de forma regular sin que estos tengan que solicitarla.
  • El mayor porcentaje posible de la población a la que se suministra agua debería recibir dicha información.
3. Imponer una reducción de las fugas de agua para reducir el riesgo de contaminación a través de las tuberías defectuosas
  • Los Estados miembros deben evaluar el riesgo de infiltración de sustancias peligrosas o microbios a través de las tuberías con fugas.
  • La adopción de un objetivo nacional del 10 % de fugas acelerará las inversiones.
4. Hacer que la información sea accesible para el público y comparable entre los distintos Estados miembros.
  • Deberán recopilarse periódicamente los datos nacionales sobre consumo energético y pérdidas de los proveedores de agua.
  • Los Estados miembros y la Comisión deben hacer un seguimiento de los progresos y comparar el estado de eficiencia energética y los índices de fugas del sector hídrico.
  • Esta información deberá publicarse en compendios accesibles.
5. Tener en cuenta la economía circular
  • La Directiva es importante para garantizar un suministro coherente, ya que el agua potable y las aguas residuales están vinculadas de forma indisociable. Debe ponerse un énfasis especial en esta conexión con el pensamiento económico circular. 

Perspectivas relacionadas

Ciudades que cumplen ambiciosos objetivos de desarrollo sostenible
Dado que las ciudades representan las tres cuartas partes del consumo energético y el 80 % de las emisiones de CO2 de todo el mundo, es de vital importancia considerar el agua como un recurso y no como un residuo. El alcalde de Aarhus explica cómo un sistema hídrico energéticamente neutro contribuye a que su ciudad alcance sus objetivos de cero emisiones de carbono.
Obtén una rápida visión general sobre el potencial de los sistemas hídricos energéticamente neutros (En inglés)
Evento sobre el diseño de la política energética de la Unión (En inglés)